Resumen 2018

El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños.
Eleanor Roosevelt  (1884-1962) Diplomática y activista estadounidense

img_20181231_114349

No se puede analizar el presente ni soñar sobre el futuro sin tener en cuenta el pasado. Un pasado a veces elegido, a veces sobrevenido, pero el que para la bueno o malo, aunque el no entienda de esta categorización, nos define y nos influye en nuestro entendimiento del presente y del futuro.

Y ende que aquí me encuentro resumiendo este 2018 con buen sabor de boca. Un año que comenzó con la esperanza de poder volver a correr normalmente y dejar de una vez atrás la fascitis que llevo arrastrando como un pesado lastre un par de años. Solo el mirar los Km que han caído este año denotan que la cosa definitivamente va a mejor, pero esta mejora no ha sido gratis, desde julio de 2017 deje de lado los físios y médicos que poco me han ayudado en recuperar la lesión y me he concentrado en estirar muy bien toda la zona trabajándola por la mañana y por la noche. Trabajo que continua a día de hoy. Creo que es un precio que me toca pagar para poder seguir corriendo y definitivamente me compensa.

2018

Empece el año todavía con molestias, pero manteniendo la buena progresión con la que terminó 2018 para firmar un buen enero donde conseguí volver a números parecidos a antes de la lesión y con el gran premio del poder subir en un semana todas la montañas que rodean Alicante en una clara declaración de intenciones por donde esperaba que fuera el año.

Según fueron pasando los meses las sensaciones fueron poco a poco mejorando hasta que más o menos a final de Marzo, y no se muy bien la razón, hubo un punto claro de inflexión, de repente las molestias que todavía arrastraban empezaron a remitir muy significativamente. En cualquier caso no fue algo de golpe, hubo días mejores y peores pero la tendencia era clara a mejor. Eso me dio un empujón de ánimo y optimismo de poder llegar con garantías al GPT a finales de Julio con el objetivo de volver a terminar un gran ultra. Pero no podía presentarme en esa gran cita sin al menos la certeza de que podría terminar, así que en mayo me atreví a dar el paso y tratar de hacer en autosuficiencia mi querido trail de la Senda Genaro de 50Km (crónica aquí) que termine con muy buenas sensaciones. El GTP parecía posible.

Y llegó el momento de demostrarlo. Me plante en la salida de Navacerrada con mucha ilusión. Subí la Maliciosa y bajé a Canto Cochino con buenísimas sensaciones y clavando los tiempos planificados y cuando en el Km 18 iba camino de la Hoya de San Blas una mala pisada y ¡trassss! torcedura leve del tobillo izquierdo (el mismo que tenía la fascitis y que parece gafado). Intente sobreponerme y continuar en carrera pero no fue posible. Cuando llegué a Rascafría en el Km 58 hice, muy a mi pesar, lo único viable: abandonar de nuevo en un ultra (crónica aquí) tras el abandono también en el anterior ultra en Lavadero (crónica aquí). Fue un palo duro por lo que significaba este año para mi poder terminar el GTP. En cualquier caso fue algo que quedaba fuera mi alcance,  un esguince corriendo por montaña digamos que entra dentro del juego.

Ya con el pie en alto decidí descansar el tiempo necesario para recuperarlo correctamente y sin prisas. Durante el julio y gran parte de agosto baje bastante la actividad física que se concentró exclusivamente en la bici.

Tras el GTP me quede con ganas de demostrarme que podía volver a correr un ultra, así que por mi cabeza rondaba insistentemente la idea de volver a intentar el GTP en 2019, pero mirando mis méritos de los últimos dos años me encontré que no tenía los puntos necesarios para apuntarme en 2019 y era normal desde el UTMB en verano de 2016 no he terminado ni una carrera. 😦

Tocaba buscar algo para final de año que me permitiera optar al GTP de 2019 y así me fije como objetivo  el Costa Blanca Trail heredero del Desafio Lurbel Aitana que ya había terminado hace unos años en sus ediciones de 85Km (crónica aquí) y 120Km (crónica aquí). Esta vez me quedaría en la hermana pequeña de 65Km, suficiente para conseguir plaza para el GTP y para el que me veia preparado de sobra para terminar. Al verme apuntado se me unió David, lo cual que motivó bastante. Volver a correr con el máquina de David con el que tan bien hice el UTMB era toda una motivación.

Corrí el CBT y disfruté mucho de la carrera, por la compañía y por el maravilloso terreno por donde discurre la misma, una carrera espectacular por la montaña alicantina (crónica aquí). Después de más de dos años sin pasar por debajo de un arco de meta fue muy emocionante volver a cruzarlo. ¡Que ganas tenía de volver a disfrutar de ese emocionante momento! 🙂

Y que mejor manera de terminar el año el 31 de diciembre que haciendo 40Km por la Serrella al norte de la provincia de Alicante por una de las zonas que creo mas bonitas de la provincia.

IMG-20181213-WA0016.jpeg

En resumen 2018 ha sido un gran año de vuelta a la actividad. 2019 lo afronto con ilusión de abordar nuevos retos, con un primer semestre ya cerrado con dos carreras ElCid-FalcoXtrem de 80Km en Marzo y el de nuevo el GTP en junio. Vamos a empezar a disfrutar de estos primeros seis meses de año y ya veremos que se tercia para el segundo. , seguro que retos interesantes 😉

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s